viernes, marzo 30, 2012

29M: De la euforia al desencanto gracias a los anarcogilipollas.

Llevo manifestandome por las cosas en que creo desde los 13 años.

Era 1985 y se acercaba el referendum de la OTAN. Por aquella época yo ya habia leido bastante cifi y tenia claras las consecuencias de la amenaza nuclear, no iba a quedarme en casa leyendo tan tranquilo. Mientras mis compañeros de clase no se enteraban de la misa la media, yo forraba mis carpetas con pegatinas de NO A LA OTAN. Salí, me movilicé y mierda con patatas. Entramos en la OTAN.

Pero mi mejor recuerdo es de las manis contra la guerra de Irak. Paseo de gracia a rebosar de gente, sin poder movernos porque toda Barcelona estaba igual. Era una autentica fiesta de alegria, pese a lo dramatico del motivo de la propuesta, al ver tanta gente con tanta buena voluntad junta. Mierda con patatas. Seguimos en Irak.

En la medida en que he podido, me he ido apuntando a todos los saraos que he podido, creo que es un deber para todos nosotros implicarnos en estos temas. Y mierda con patatas.

Vale, no ha servido "para nada", en el sentido de que no provocamos un cambio efectivo y real, pero a mi siempre me sirvió de algo. Me sirvió para ver que hay más gente que piensa como yo, que se indigna con lo que me indigno, que tiene un mismo sentido de lo que está bien y lo que está mal. Saber que no estás solo en tu cabeza mientras el resto de gente suda de todo. Saber que cada dia somos unos pocos más, que la gente se va implicando poco a poco. Y eso a pesar de los tencuidados y los "vigila que hay gente chunga" y los "cuidado con los infiltrados" y las preocupaciones de madres y novias que quedaban igualados al "abrigate que hará frio".

Por eso me indigna tanto lo ocurrido ayer.

Todo empezó bien. Unos castellers juveniles cuyo eixeneta tenia una pancarta. Cientos, miles de personas paseando juntos. Los de iniciativa poniendo a toda caña el Killing in the name of, de Rage against the machine, nosotros jalenandolos con silbatos. Más adelante otra gente cantando la internacional, bandiera rossa, els segadors... Niños estrenando su primera pancarta, gente mayor, gente joven, gente en bici, con el perro, que iba sola, que iba en grupo. Fue genial. Como siempre. Un orgullo compartir ese momento con la gente.

Luego llegamos a Plaza Catalunya.

Todo habia terminado, habia sido breve pero intenso. Nos despedimos y el grupo se dispersó. Y de pronto ¡a correr!. Se oian disparos, la gente corria. En balmes algo ardia, llenando la calle. Aparecieron furgonas de los mossos. Seguimos corriendo, y no fue hasta Letamendi que la cosa se calmó un poco más. La otra mitad del grupo vio la acción más de cerca, los mossos se plantaron frente a ellos disparando bolas de goma. Volvimos para casa medio cagaos, cada uno por su lado, viendo furgonas y containers ardiendo cada dos por tres.

Leyendo la prensa me entero de que el Starbucks de Urquinaona ardió, que se han quemado centenares de contenedores, que se usó gas lacrimogeno y se dispararon balas de goma, que hubo cientos de heridos e incluso una persona perdió un ojo.

¿En que momento una revindicación pacifica y con un toque festivo, el de estar todos juntos luchando por lo mismo, se convirtió en eso?

Se ha quemado un Starbucks, una franquicia de explotadores que bla, bla, bla... ¿Y que? El señor Starbucks igual ni se ha enterado de la quema, es más, se la pela porque tiene seguro y recuperará la pasta, los que están jodidos son los pobres pringaos que trabajaban en él por un sueldo de mierda y que ahora estarán seguramente en la calle. Y los vecinos del Starbucks tenian que estar muertos de miedo.

Se han quemado containers a mansalva, lo cual implica que el ayuntamiento va a tener que poner pasta para comprarlos nuevos y el señor que los fabrica va a ponerse muy contento, pero hoy va a haber gente que para tirar la basura va a tener que irse al barrio de al lado o bien amontonarla en las calles. Y vamos a tener abuelas acarreando bolsas de basura por media barcelona, porque un cabrón les ha quemado el container de al lado de casa.

¿De que ha servido tanta destrucción?

¿Para que los que ayer fueron con niños la proxima vez vayan sin ellos?
¿Para que los que ayer nos asustamos no volvamos a ir de mani?
¿Para que de una manifestación que casi juntó a un millon de personas se reduzca a "Los violentos que queman cosas"?

Anarcogilipollas que nos dividen y hacen más daño que bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada